Táabal surge como una empresa comprometida al enaltecimiento del trabajo artesanal de las mujeres indígenas de Chiapas. Enfocados principalmente en el arte textil, hemos desarrollado vínculos profundos con las comunidades y los grupos de tejedoras en distintas partes de esta región. 

Bajo el establecimiento estricto de políticas de comercio justo, nos damos a la tarea de evaluar los procesos de producción tradicionales en cada familia o grupo de tejedoras ofreciendo nuevas modalidades de organización productiva y estableciendo pagos justos de acuerdo a la compejidad, tiempo y conocimiento empleado en cada una de las piezas producidas.

Ofrecemos también, orientación para el control de calidad, llevamos los insumos hasta las comunidades evitando así los desplazamientos inecesarios de los artesanos a la ciudad y, al mismo tiempo, mantenemos un control de calidad en la materia prima empleada en la producción de las piezas.

Inscribimos a todos los artesanos que producen piezas para Táabal en un esquema de retribución anual, retornando una parte de las utilidades obtenidas por la venta de sus productos mediante un estudio de necesidades. Esto se traduce en  el mejoramiento continuo de los espacios de trabajo, optimización de las condiciones de salud y renovación de herramientas de trabajo, por mencionar algunos.

Hasta el día de hoy, Táabal se ha involucrado sólidamente en varias comunidades indígenas de los altos de Chiapas, con la firme convicción de incluir cada día a más, hoy tenemos el privilegio de trabajar con:

  • San Juan Chamula
  • Zinacantán
  • Nachig
  • Aldama
  • Chenalhó
  • Oxchuc
  • San Andrés Larrainzar
  • Tenejapa
  • Aguacatenango
  • Cancúc
  • Pantelhó
  • Huixtán

Una parte importante del reto establecido al interior de Táabal es situar a la técnica textil tradicional de la región maya en un contexto contemporáneo. Esto implica el trabajo diario del equipo creativo para diseñar y crear piezas que encajen naturalmente en el gusto y la moda actual. De esta forma, ponemos en un nuevo contexto al textil indígena, otorgándole nuevas y grandes oportunidades.

Esta transformación recupera siempre los detalles originales de esta tradición textil y lo singular de cada una de las comunidades, resultando una ejecución única en cada diseño.