Zinacantán

Por muchos años ha sido una de las comunidades indígenas más importantes cultural y económicamente. Un municipio tzotzil que ha mantenido su importancia a través de los años a pesar de los profundos cambios históricos y sociales de la región.

En sus orígenes, la región era conocida como Ik’al Ojov (Señor Negro) pero con el tiempo y debido a la aparente adoración de los habitantes a los murciélagos que habitaban en una gran cueva el nombre cambió a Sots’leb (Lugar de murciélagos). Con el paso del tiempo y después de la invasión de las tropas aztecas el nombre se tradujo a Zinacantlan para que después, con la llegada de los españoles se denominara como actualmente la conocemos: Zinacantán.

La tradición artesanal del municipio es sobradamente reconocida. Los domingos de mercado son una muestra excepcional de las habilidades de las innumerables tejedoras del municipio. Hacen gala de su hospitalidad y su talento en un día a la semana en donde todos son bienvenidos. Esta tradición y el dominio espectacular del telar de cintura de algunos de sus habitantes son claves en el desarrollo de la piezas de Táabal que cuenta con dos grupos en este municipio, uno en su cabecera municipal y otro en el paraje de Nachig, ambos grupos organizados por el proyecto mostrando una adaptación y evolución en la técnica y controles de calidad insuperables.

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.